Urólogo: qué es y donde puedes tener una consulta de urología en Bogotá

El urólogo es el medico especializado que se ocupa de estudiar, diagnosticar y tratar todas aquellas patologías que afectan el buen funcionamiento de el aparato urinario, reproductor, las glándulas suprarrenales y el retroperitoneo masculino. La diferencia que tienen los urólogos con los nefrólogos es que el nefrólogo se especializa en el sistema urinario, especialmente en los riñones y gracias a esto también está en la condición para atender las afecciones de la mayoría de las mujeres.   Por tal manera la consulta con un urólogo está centrada en identificar y tratar las afecciones del sistema urinario y reproductor masculino.

¿Por qué debo asistir a una consulta con un urólogo?

Debes visitar a un urólogo si evidencias las siguientes afecciones médicas.

Deformidades congénitas

En algunas ocasiones los bebés nacen con defectos congénitos que se evidencian en su sistema reproductivo, en particular el pene, este puede ser corto, curvo, con un tamaño que no es el adecuado, entre otras causas más.

Problemas reproductores

La infertilidad también es un problema por el que puedes visitar un urólogo. Este problema por lo general no se debe al tamaño del pene, sino a los espermatozoides que no cumplen con la calidad necesaria para la reproducción. Los espermatozoides tienen cabeza y cola por que deben nadar lo suficientemente rápido para encontrar al ovulo femenino. Sin embargo, en algunas ocasiones los espermatozoides por no cumplir con las características adecuadas llegan a ser muy lentos y eventualmente mueren en el camino.

Otro tipo de problemas reproductores

Otra posible causa de los problemas reproductores son los factores psicológicos y la presencia de desequilibrios hormonales, en especial la producción de la testosterona, esta es la encargada de la producción de las células espermáticas. Por otro lado el estrés y las experiencias traumáticas pueden causar en los hombres los problemas reproductivos que más se conocen, estos son la disfunción eréctil y la eyaculación precoz.

Otros tipos de problemas reproductivos pueden ser causados gracias procedimientos como la vasectomía y la fertilización in vitro (FIV). Estos procedimientos necesitan de pruebas urológicas exhaustivas, particularmente antes de que los procedimientos sean realizados.

Condiciones médicas

Existen diferentes afecciones médicas que requieren la observación y el tratamiento del urólogo. Entre estos se encuentran los tipos de cáncer que alteran la salud reproductiva del hombre, inflamaciones en el sistema urinario y reproductivo y las enfermedades de transmisión sexual que podrían tener la capacidad de afectar la micción y otros tipos de procesos.

Consultar a tu urólogo es esencial para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que te están afectando. Los urólogos en muchas ocasiones pueden llegar a trabajar con otros profesionales de la salud, para complementar su diagnostico y tratamiento. Por ejemplo, si algún paciente es diagnosticado con cáncer de vejiga, el urólogo puede trabajar en conjunto con un médico cirujano y un oncólogo que sea especialista en cáncer.

¿Cómo es el procedimiento de la consulta de urología?

A continuación, te contaré cuáles son los procedimientos típicos en la consulta con un urólogo.

Muestra de orina

Tu urólogo va a pedirte que proporciones una muestra de orina para identificar si presentas condiciones urológicas que te impidan retener la orina.

Trabajo escrito

Cada visita a tu urólogo inicia con varios trabajos escritos. Estos trabajos escritos pueden incluir cuestionarios pueden ayudarle a tu médico para identificar qué tan grave es tu dolencia. en estos se pueden calificar aspectos como la incontinencia, la salud sexual y los síntomas del tracto urinario inferior. También podrás llenar un “diario de evacuación” para que registres los tiempos y la cantidad de micción si presentas incontinencia.

Revisión del historial médico

Tu historial médico será registrado con detalle. Este registro se centrará en tu sistema genitourinario y cuál puede llegar a ser el problema subyacente, también implicará la revisión detallada de los demás sistemas del cuerpo. Esto con el fin de identificar si las afecciones en otro sistema del cuerpo son la causa de los problemas urológicos. Prepárate para indicar cuales son los medicamentos que estás consumiendo actualmente, incluyendo los de venta libre, los suplementos y las vitaminas que se encuentra tomando. Si se le dificulta recordar el nombre de los medicamentos lo mejor es que los lleve con usted.

Examen físico

El examen físico que va a realizarte el urólogo estará centrado en el sistema genitourinario y tendrá en cuenta la evaluación de otros sistemas. En este examen el urólogo realiza un examen de tus genitales junto con un examen rectal digital con el propósito de evaluar tu próstata.

Plan de tratamiento

Luego del examen físico, el urólogo va a proporcionarte un plan de tratamiento para identificar con exactitud lo que te está sucediendo.  Por lo general el plan de tratamiento sigue con otro tipo de pruebas adicionales. Posiblemente tu urólogo va a querer controlar tus recuentos sanguíneos, tu función renal o el antígeno prostático especifico (PSA) o tus niveles de testosterona.

Estudios de imágenes

Es posible que tu urólogo te pida la realización de estudios de imágenes. Entre estos estudios pueden estar la ecografía de la vejiga, de los riñones y la próstata; o posiblemente requiera de un escaneo de imágenes con el fin de visualizar algún tipo de órgano especifico.

Recomendación de procedimiento ambulatorio

El procedimiento ambulatorio que puede recomendarte tu urólogo es la cistoscopia, este es un procedimiento mínimamente invasivo que tiene el objetivo de examinar la uretra y la vejiga, también puede recomendarte la realización de la urodinámica, con el fin de evaluar cómo es la función de la vejiga en pacientes que padecen de incontinencia; o en otras ocasiones este procedimiento puede llegar a ser una biopsia.

Riesgo y complicaciones en la consulta con un urólogo

Las consultas con el urólogo por lo general son muy seguras, esto se debe a que en ellas no se realizan pruebas invasivas. Sin embargo, es posible que como en cualquier tipo de consulta, te genere algo de ansiedad. Por esta razón te aconsejo que para reducir la ansiedad tengas en cuenta los siguientes aspectos.

  • Si lo deseas puedes ir acompañado durante las consultas
  • Cuando encuentres un buen urólogo te sentirás cómodo
  • Prepara preguntas que puedas olvidar durante la consulta
  • Evita pensar mucho acerca de tu condición, en especial si tu urólogo no te ha proporcionado un diagnostico claro.
2018-08-23T01:35:17+00:00