Prueba de esfuerzo en Bogotá: qué es y cómo prepararte

La prueba de esfuerzo o también conocida como prueba de estrés, tiene el objetivo de evidenciar cómo es el funcionamiento del corazón durante la actividad física. Esto se puede evidenciar ya que en el momento que se realiza algún ejercicio este hace que el corazón bombee más y de forma más rápida, esta prueba puede revelar si hay algún problema con el flujo de sangre dentro del corazón.

Por lo general en una prueba de esfuerzo debes caminar sobre una cinta rodante o debes usar una bicicleta estacionaria. En esta se controlará la presión arterial, el ritmo cardiaco y tu respiración. También en otras ocasiones puedes recibir un medicamento que hace que tu cuerpo presente los mismos efectos del ejercicio.

¿Por qué debo realizar una prueba de esfuerzo en Bogotá?

Flujo sanguíneo inadecuado

La prueba de esfuerzo le ayuda a tu médico para identificar si tú corazón está recibiendo un flujo sanguíneo adecuado y el oxígeno suficiente en el momento que este más lo necesita, por ejemplo cuando estás realizando ejercicio.

Dolores de pecho

Esta prueba puede ser ordenada a pacientes que han presentado dolores en el pecho o algunos otros síntomas que dan evidencia que el paciente puede padecer de enfermedad coronaria esta también se conoce por el nombre de enfermedad de la arteria coronaria.

Inicio de rutinas de ejercicio

La prueba de esfuerzo les permite a los médicos determinar cómo es su nivel de salud, en especial si estás iniciando programas de ejercicios nuevos. Gracias a esto tu médico sabrá con seguridad el nivel de ejercicio que podrás manejar.

¿Fumador activo?

Si eres fumador y tienes más de cuarenta años de edad, o has presentado otros síntomas o factores de una enfermedad cardiaca, lo recomendable es que visites a tu médico para que te aconseje si una prueba de esfuerzo es indispensable para observar las respuestas de tu corazón.

Tratamientos para afecciones cardíacas

En el caso de hayas sido diagnosticado con una afección cardíaca, la prueba de esfuerzo puede ser útil para tu médico para identificar si el tratamiento que estás realizando te funciona bien.

Previo a cambio de válvulas nuevas o cirugías

Con la prueba de esfuerzo tú medico puede identificar si necesitas una cirugía cardíaca, ya sea solo el reemplazo de la válvula. En otras ocasiones la esta prueba puede ayudarle a las personas con insuficiencia cardíaca para que el médico determine si es necesario que les sea realizado un trasplante de corazón o alguna otra terapia más avanzada.

Cuando tu médico no puede evidenciar la causa de los síntomas que estás presentando por medio de la prueba de esfuerzo podrá recomendarte que te realices una prueba con imágenes, como la prueba de esfuerzo nuclear o la prueba de estrés ecocardiográfico.

 

¿Cómo debes prepárate para realizar tu prueba de esfuerzo?

Antes de realizarte la prueba, nuestros médicos en Redimed te realizarán un examen físico y te harán preguntas sobre tu historial médico. Es indispensable que le cuentes los síntomas que tengas, en especial si has evidenciado cualquier tipo de dolor en el pecho o dificultad al respirar; intenta hacer un listado escrito sobre lo que te esté afectando, pues en muchos casos los detalles son los que completan el diagnóstico médico; es decir que como parte de la preparación podrías hacer un recuento de tu sintomatología. El médico valorará que seas lo más específico posible.

Previo al examen

Es importante que le informes a tu medico si si padeces cualquier síntoma o afección que te impidan realizar el ejercicio, como por ejemplo si padeces de articulaciones rígidas por la artritis.

Si padeces de diabetes, es indispensable que se lo comuniques a tu médico, pues el ejercicio afecta los niveles de azúcar en la sangra. Si padeces de diabetes, posiblemente tu médico quiera controlar tus niveles de glucosa en la sangre mientras realizas la prueba de ejercicio.

 

Durante la prueba en Bogotá

El día de la prueba es indispensable que uses ropa suelta y cómoda. Asegúrate de tus zapatos sean lo bastante cómodos para realizar ejercicio. La ropa ligera y transpirable es lo mejor que puedes usar para este tipo de prueba.

Nuestros médicos en Redimed te dirán qué instrucciones debes seguir para que sepas cómo prepararte. Entre estas instrucciones están:

  • Tres horas antes de la prueba es indispensable que evites fumar o consumir bebidas con cafeína.
  • Debes dejar de tomar los medicamentos que te indique tu médico.
  • Si el día de la prueba sientes dolor en el pecho u otras complicaciones es importante que se lo comuniques a tu médico.

Recuerda que para que estés bien preparado para la realización de tu prueba de esfuerzo es indispensable que sigas todas las instrucciones que te ha indicado tu médico de Redimed, de lo contrario tu prueba puede arrojar resultados poco confiables o puedes poner en riesgo tu salud.

 

¿Cómo realizan las pruebas de esfuerzo los centros médicos bogotanos?

Para esta prueba se utiliza la máquina de EKG. Un técnico o una enfermera te pondrán los parches adhesivos o electrodos en tu pecho, brazos y piernas. En algunas ocasiones es necesario remover el bello corporal de estas áreas para que los parches se puedan adherir mejor al cuerpo. Estos electrodos están conectados a la máquina de EKG que se encarga de registrar las señales eléctricas que activan los latidos de tu corazón. Los médicos te pondrán en tu brazo un mango que ayudará a verificar tu presión arterial durante la realización de la prueba, por lo que es probable que te pidan respirar en un tubo mientras estás realizando la prueba esto para identificar qué tan bien puedes respirar cuando realizas ejercicio.

Si no estás realizando ejercicio, tu médico inyectara vía intravenosa el medicamento necesario para aumentar el flujo sanguíneo de tu corazón. Es probable que te sientas enrojecido o que te quedes sin aliento, de la misma forma como cuando realizas ejercicio. También puedes sentir dolor de cabeza.

Es probable que hagas ejercicio en una bicicleta estática o en una cinta para correr. Comenzarás lentamente y con el transcurso de la prueba el ejercicio será más difícil. Si realizas la prueba en la cinta de correr puedes utilizar la barandilla para que mantengas el equilibrio. Es importante que no te agarres con mucha fuerza ya que si lo haces podrías sesgar los resultados de la prueba.

Lo que podrías sentir realizando la prueba de esfuerzo

Debes realizar el ejercicio que necesita la prueba hasta que tu ritmo cardiaco alcance el objetivo establecido o hasta que tengas síntomas que no te permitan continuar. Estos síntomas pueden ser los siguientes:

  • Fatiga;
  • ritmo cardiaco anormal;
  • mareo;
  • cambios en el electrocardiograma;
  • presión arterial con anormalidades ya sea alta o baja;
  • dolor moderado o severo en el pecho, y
  • dificultad para respirar.

Junto con tu médico deben discutir cuál será tu limite realizando el ejercicio para que estés seguro. Evita sobreesforzarte, si te sientes mal, suspende el ejercicio que implica la prueba; solamente debes comunicárselo al médico.

Al terminar la prueba de esfuerzo

Luego de terminar tu prueba de esfuerzo, es probable que te pidan que te quedes quieto por varios segundos y que te acuestes con los monitores puestos durante cierto tiempo. Para que tu médico pueda observar cómo tu respiración y tu ritmo cardiaco regresa a su normalidad y si durante su regreso se evidencia cualquier tipo de anormalidad. Al terminar con tu prueba puedes seguir con tus actividades del día, a menos de que tu médico te aconseje lo contrario.

2018-08-21T02:14:51+00:00