Electrocardiograma: qué es y centros en Bogotá para que te lo practiques.

El electrocardiograma (EKG) es una prueba no invasiva que mide la actividad eléctrica del corazón y Redimed, en Bogotá, sabe cuál es la forma correcta de practicarlo. Te ayudaremos a medir aspectos como la rapidez con la que late tu corazón y la forma en la que transita la energía eléctrica hacia las cámaras.

Cuando los resultados del electrocardiograma son anormales se habla de causas como la variación en el ritmo del corazón, que en realidad no tiene ninguna implicación para tu salud. En otras ocasiones, el electrocardiograma puede ser sinónimo de una emergencia médica, como es el caso de los infartos de miocardio o ataque cardiaco o puede deberse a una arritmia peligrosa.

Redimed es un centro médico en Bogotá que se esfuerza en exámenes del corazón mediante procedimientos avalados por la Superintendencia de Salud, así como también con médicos especialistas que tienen la mejor respuesta a tus necesidades del corazón; además de leer electrocardiogramas e interpretarlos, te ayudan con el mejor tratamiento, de acuerdo con tu situación médica.

 

Función del electrocardiograma (EKG)

Para la práctica del electrocardiograma en Bogotá, es necesaria una máquina portátil electrocardiograma que tiene 12 derivaciones en forma de tubos muy flexibles, parecidos a alambres que se encuentran unidos a electrodos con cualidad pegajosa. Estos electrodos deben ser puestos en diferentes áreas designadas alrededor del corazón, en las piernas y en los brazos. Los electrodos cumplen la función de detectar todos los impulsos eléctricos que provienen de diferentes direcciones. Este procedimiento no genera ningún tipo de dolor. No debes prepárate de manera especial para la realización de la prueba. Es una prueba que demora cinco minutos o en muchas ocasiones menos.

Las máquinas que utiliza Redimed Bogotá para realizar  electrocardiograma (EKG) no generan electricidad que pueda lastimar a los pacientes; por el contrario, se encarga de conducir y medir la actividad eléctrica de los pacientes.

La función eléctrica en el cuerpo humano es así:

El corazón es el encargado de conducir electricidad por medio de una vía estándar, iniciando en la aurícula derecha hasta llegar a la aurícula izquierda. Esta corriente eléctrica luego se desplaza hasta el nódulo auriculoventricular (AV) y les indica a los ventrículos que deben contraerse. El paquete de His es el área por donde fluye la corriente eléctrica, el área de His está dividida en fibras que son las encargadas de proporcionarles a los ventrículos izquierdo y derecho la corriente que necesitan.

Cuando se detecta una interrupción de corriente en esta área, quiere decir que hay un mal funcionamiento del corazón por falta de capacidad. El electrocardiograma es capaz de identificar cualquier interrupción en la fluidez de electricidad.

 

Lo que puede indicar un electrocardiograma EKG anormal

Como ya sabemos, el EKG es capaz de medir diferentes aspectos de la función del corazón, por este motivo los resultados anormales pueden representar diferentes problemas. Entre estos están:

 

1. Anomalías o defectos en el tamaño o en la forma del corazón

La indicación de un EKG anormal puede indicar que existen paredes del corazón  más grandes en comparación a las otras. Esto traduce que el corazón está requiriendo un trabajo más exhausto, respecto al normal, para el bombeo de la sangre.

2. Isquemia o ataque cardiaco

Al presentarse un ataque cardiaco, en el corazón el flujo de la sangre se ve afectado y gracias a esto el tejido cardiaco puede morir a causa de la perdida de oxígeno.  Gracias a la no conducción eléctrica del tejido cardiaco se puede evidenciar un EKG con anomalías. Otra causa de un EKG anormal es la isquemia o falta de flujo sanguíneo.

3. Desequilibrios electrolíticos

Otro tipo de lectura de un EKG anormal puede deberse al desequilibrio en los electrolitos como son el magnesio, el potasio y el calcio. Los electrolitos son partículas que se encargan de conducir la electricidad en el cuerpo y gracias a esto ayudan para que el ritmo cardiaco del musculo cardiaco se mantenga estable.

4. Anormalidades de la frecuencia cardíaca

La frecuencia cardiaca normal en los humanos fluctúa entre 60 y 100 latidos por minuto (lpm). Con el EKG se puede evidenciar si el corazón presenta un latido más lento o más rápido.

5. Efectos secundarios a causa de medicamentos

Ingerir ciertos medicamentos puede ser la causa de la alteración del ritmo y la frecuencia del corazón. En algunas ocasiones, los medicamentos que se suministran para tratar el ritmo cardiaco pueden presentar efectos inversos y causar arritmias. Estos son algunos de los medicamentos que pueden afectar el ritmo cardíaco: bloqueadores beta, bloqueadores de los canales de calcio y bloqueadores de los canales de sodio.

6. Anomalías en el ritmo cardíaco

El corazón cuenta con un ritmo constante de latidos. Con el EKG se puede evidenciar si el corazón presenta un latido que está por fuera de la secuencia o del ritmo.

 

¿En qué momento debes buscar un centro radiológico en Bogotá?

Existen varios síntomas que te pueden indicar que necesitas un examen de electrocardiograma con el ánimo de determinar si tu corazón está funcionando con normalidad o no. Busca asistencia médica si experimentas los siguientes síntomas:

  • Malestar o dolor constante en el pecho;
  • cuando sientas que no puedes respirar con facilidad;
  • palpitaciones extrañas del corazón o latidos extraños;
  • sensación de desmayo;
  • cuando sientas que tú corazón corre;
  • cuando sientas que tu pecho se está exprimiendo, o
  • cuando sientas debilidad repentina.

 

Tratamientos

  • El tratamiento que te pueden dar en Bogotá, en caso de que se presente un electrocardiograma anormal depende de la causa por la cual se está presentando. Es decir que si una persona está presentando un latido del corazón muy lento esto quiere decir que las señales eléctricas no se están conduciendo con el orden que debería ser. Esta persona puede mejorar el ritmo de sus latidos con la ayuda de un marcapasos, por supuesto, todo sujeto a la prescripción de tu médico.
  • En otros casos, la persona puede comenzar la toma de medicamentos  con regularidad para normalizar su ritmo cardiaco. De modo que el tratamiento que le diagnostiquen en cualquier centro médico de Bogotá debe estar vigilado por la Superintendencia de Salud.
  • Las personas que presenten un ataque al corazón pueden necesitar del cateterismo cardíaco o cirugía con la intención de regresar el flujo sanguíneo al corazón.
  • Cuando se evidencian desequilibrios de electrolíticos estas personas podrían corregir su situación con el uso de medicamentos o líquidos; por ejemplo, una persona que tiene síntomas de deshidratación podría tener un desequilibrio de los electrolitos, lo que está provocando un electrocardiograma con anormalidad. Esta persona puede restaurar sus niveles de electrolitos con el uso de bebidas o líquidos ricos en electrolitos.

En varias ocasiones, cuando se evidencia un electrocardiograma anormal, los médicos no recomiendan el uso de algún tratamiento. Esto se debe a que muchas personas no presentan síntomas problemáticos o si la anormalidad que está presentando no es un motivo para preocuparse. Recuerda siempre seguir las indicaciones que tu médico te ha aconsejado y nunca optes por algún tratamiento por consideración propia, esto solamente podría causarte problemas en vez de ayudarte.

2018-08-12T20:50:23+00:00