Radiografía de tórax: qué es y donde practicártela en Bogotá

La radiografía de tórax le ayuda a tu médico a detectar enfermedades o anomalías de las vías respiratorias, los huesos, las vías respiratorias, los pulmones y el corazón. Con este tipo de radiografía tu médico también puede identificar si tienes liquido o aire que rodean tus pulmones o liquido dentro de ellos.

Probablemente tu medico puede ordenarte una radiografía de tórax por varias razones, entre estas puede estar el control de una enfermedad como la fibrosis quística, o para evaluar las lesiones resultadas por algún accidente. También puedes necesitar de una radiografía de tórax si te diriges a urgencias por un dolor en el pecho o si te viste involucrado en un accidente que ejerció fuerza en tu pecho.

La radiografía de tórax es una prueba efectiva, rápida y muy fácil que ha sido de gran utilidad por muchas décadas en la ayuda de la observación de los órganos más vitales.

¿Por qué deber realizarte una radiografía de tórax?

Si tu médico sospecha que los síntomas que padeces tienen una conexión con tu pecho, es probable que te ordene una radiografía de tórax. Estos síntomas sospechosos pueden ser.

  • Presencia de fiebre
  • Tos constante
  • Dolor inexplicable en tu pecho
  • Dificultad a la hora de respirar

La radiografía de tórax puede identificar afecciones que son producto de la sintomatología anterior. Estas afecciones pueden ser.

  • Presencia de neumonía
  • Cáncer en el pulmón
  • Insuficiencia cardíaca
  • Presencia de costillas rotas
  • Enfisema (este tipo de afección pulmonar es progresivo y a largo plazo provoca dificultades para respirar)
  • Neumotórax (el neumotórax se evidencia gracias a la presencia de aire alojado entre tus pulmones y la pared de tu pecho)

Otros usos de la radiografía de tórax

Con la radiografía de tórax tu médico puede identificar la forma y el tamaño de tu corazón. Los problemas con la función del corazón pueden estar directamente asociados con las anomalías de la forma y el tamaño que este órgano presenta.

La radiografía de tórax puede ser utilizada por tu médico para controlar el progreso que tienes luego de que te hayan realizado una cirugía en el área del tórax. Con esta prueba los médicos pueden darse cuenta si los materiales que te han sido implantados se encuentran en el lugar adecuado y se pueden asegurar de que no haya acumulaciones de líquidos ni perdidas de aire.

¿Cómo debo prepararme para realizarme la radiografía de tórax?

Para realizarte este tipo de prueba no necesitas de una mayor preparación.

Es importante que antes de que te realices la radiografía de tórax te quites tus accesorios personales que tengan componentes metálicos. Es importante que le informes a tu médico si tienes implantado quirúrgicamente algún dispositivo, como por ejemplo un marcapasos o una válvula cardiaca. Otro tipo de pruebas, como las IRM, son riesgosas para las personas que cuentan con implantes metálicos en su cuerpo.

Antes de iniciar la radiografía de tórax, en Redimed nuestro técnico especializado va a pedirte que te desvistas de la cintura para arriba y te pedirá que utilices una bata blanca o de hospital.

Procedimiento de una radiografía de tórax

Esta radiografía se toma en una sala especial que cuenta con una cámara de rayos X. te pedirán que te pares junto a un “plato”. Esta placa puede tener un sensor especializado que guarda las imágenes en un computador o simplemente puede contener una película de rayos X. tus genitales van a ser cubiertos por un delantal de plomo. Esto se debe a que por la radiación se pueden dañar los óvulos en las mujeres y los espermatozoides en los hombres.

Sigue las instrucciones que te indica el técnico especializado, él te dirá como debes ponerte para capturar las imágenes necesarias de tu tórax. Mientas te toman las imágenes debes contener la respiración para que tu pecho quede totalmente quieto. Si te mueves las imágenes que te tomen pueden llegar a salir borrosas.

Este procedimiento puede durar unos 20 minutos, luego puedes ponerte tu ropa y esperar tus radiografías, recuerda que en Redimed tus radiografías son entregadas el mismo día que te practicas la prueba.

Beneficios y riesgos de la radiografía de tórax

Existen varios beneficios y riesgos que presenta la radiografía de tórax, a continuación, te informaré cuáles son.

Beneficios

  • Luego de practicarte la radiografía de tórax no vas a tener residuos de radiación en tu cuerpo
  • Generalmente los rayos X no presentan efectos secundarios
  • El equipo de rayos X por lo general está disponible en los consultorios médicos, en las salas de emergencia, en centros de atención ambulatoria y otros lugares, esto lo hace conveniente tanto para los médicos como para los pacientes.
  • Gracias a que las imágenes de rayos X son fáciles y rápidas, su uso es frecuente en el diagnostico y el tratamiento de emergencias médicas.

Riesgos

  • La dosis de radiación que es utilizada en esta prueba puede variar.
  • Las mujeres que se encuentran en estado de embarazo o las que creen están en estado de embarazo deben informarlo al médico ya que este procedimiento puede alterar el desarrollo del feto.
  • La exposición excesiva a la radiación genera una pequeña posibilidad de contraer cáncer. Pero, el diagnóstico preciso supera el riesgo.

Limitaciones de la radiografía de tórax

Esta prueba es muy útil, pero presenta algunas limitaciones. Esto se debe a que algunas afecciones que se encuentran en el tórax no pueden ser detectadas por medio de los rayos X de tórax convencional, los problemas que no se pueden evidenciar con la radiografía de tórax son la presencia de cánceres de pequeño tamaño, coágulos de sangre en los pulmones y la embolia pulmonar.

Si este es tu caso es posible que necesites de otros tipos de pruebas para identificar las anormalidades que no se evidencian en la radiografía de tórax.

2018-08-26T03:31:08+00:00